Prevención natural (y efectiva) contra las picaduras de mosquitos

Prevención natural (y efectiva) contra las picaduras de mosquitos

Algunos de nosotros tenemos un olor en la piel que es auténtica miel para los mosquitos. En verano son nuestro peor enemigo, y es que vayamos donde vayamos están ahí esperándonos para picarnos.

Todo se complica en algunas zonas donde los mosquitos (por no confundir llamándolas mosquitas, pues son las hembras las que nos pican) son más violentos que de costumbre. Ya sea porque las temperaturas son más altas, porque estemos cerca de un río, o porque la especie de mosquito de la zona en la que nos ubiquemos sea más agresiva, lo cierto es que hay lugares donde la densidad de mosquitos y sus picaduras pueden dejarnos la piel totalmente lesionada, por no hablar de ese picor iracundo y insoportable que no nos deja dormir.

Quienes tenemos ese “atractivo” para los mosquitos lo hemos probado todo: lociones, velas con insecticida, aparatos que queman pastillas de olor, pulverizadores para la casa… Pero no siempre funcionan, y tampoco es cuestión de pasarnos el verano entero encerrados en casa.

Para evitar las picaduras de mosquitos, hay preceptos básicos que no puedes olvidar: no dejes depósitos de agua estancada alrededor de tu casa. Si tienes contenedores de agua para regar huertos por ejemplo, asegúrate de poder cerrarlos herméticamente, si tienes un estanque como decoración en el jardín, pon una bomba que haga circular el agua por el estanque, sino será imposible que los mosquitos hembra lo usen para poner sus huevos. Ya sabes que la luz los atrae, así que trata de cerrar todo bien o bajar las persianas por la noche o irán hacia los focos de tu casa. Si hay mucha densidad de insectos, coloca alrededor de la vivienda trampas con luz ultravioleta, no matarán al 100% de esos pequeños visitantes, pero sí evitarán que muchos de ellos lleguen a tu familia.

Una solución PROBADA contra las picaduras de mosquitos, aunque parezca un remedio casero de la abuela o pura charlatanería, es empapar un algodón con vinagre de frutas y pasártelo por el cuerpo.

Los primeros cinco minutos, no te voy a engañar, vas a oler al ácido del vinagre. Pero luego, el vinagre se evapora y apenas lo notas. Lo bueno es que los mosquitos sí.

Ve pasándote el algodón con vinagre cada pocas horas y andarás perfectamente protegido (a mí me protege la noche entera con una sola aplicación). Dejarás de lastimarte la piel a diario con productos químicos, tu organismo dejará de absorber toxinas y puedes aplicárselo tranquilamente a tus hijos.

 

 



Publicado por
Publicado el

No hay comentarios!

Deja un comentario

Note: Los comentarios en esta pagina son del punto de vista de los autores, y no necesariamente los de los administradores de Comosehaceencasa.com. Se ruega no usar profanidades, adoptar conductas inapropiadas o hacer spam. Nos reservamos el derecho a eliminar comentarios sin aviso previo si incumplen estas condiciones.

*
*