Pintar las paredes de casa

Pintar las paredes de casa

PREPARAR LAS PAREDES

Antes de ponerte a pintar, tienes que preparar varias cosas:

Lo primero es conseguir un plástico bien extenso, como el que tienen los pintores profesionales, para cubrir el suelo. Esto es especialmente importante si vas a pintar el techo y si tienes parquet.

2.       Aparta los muebles de la pared, o mejor, de la estancia si puedes. Además de entorpecer el trabajo vas a acabar ensuciándolos si no los quitas de en medio.

3.       Cubre con cinta adhesiva los interruptores y los bordes de los marcos de puertas y ventanas. Indispensable.

4.       Ten buena iluminación, sino no podrás ver las zonas que no hayan quedado bien pintadas.

5.       Que haya una buena ventilación. Abre ventanas y puertas, así se secarán antes las paredes y no os intoxicaréis con los gases que desprende la pintura fresca.

6.       Prepara las paredes antes de pintarlas. Si son nuevas hay que pasarles una espátula y aplicarle una mano de fijador-sellador. Repara luego los agujeros y grietas con el material correspondiente que te venderán en la tienda de pintura, lija el lugar donde hayas puesto la masilla y aparta el polvo con un cepillo. No se te ocurra pasarle una lija a la pared si es de yeso y no está pintada, la rallarás y luego no habrá manera de reparar eso. Si la pared está pintada, pásale la espátula, y si está cubierta de papel encolado, llena un cubo de agua caliente, y con ayuda de un trapo vas refregando hasta que se deshaga el papel, se va rápido, no te asustes.

7.       La pintura, los rodillos y brochas deben ser de calidad. Si la compras en la tradicional tienda de chinos puede que los resultados no sean los esperados y te quedes a medio pintar.

 D    Decidir qué colores vas a usar en las distintas paredes. A modo de consejo:

·         Si el techo lo pintas en blanco dará la sensación de que la estancia en cuestión es más alta.

·          Si no tienes mucho presupuesto, escoge el blanco para todas las paredes-además de que darás luz a toda la vivienda, ahorrarás dinero, ya que la pintura blanca es más barata.

·          Las cornisas del techo deben ir del mismo color del techo, estéticamente es lo más aconsejable.

·         Intenta que el color de las paredes no sea muy oscuro, especialmente si tu habitáculo es pequeño, dará la sensación de ratonera.

·         Los detalles en brillo quedan bien sólo en el lavabo y en la cocina, pero puede quedar muy kisch utilizarlo en otras estancias.

PINTAR LAS PAREDES

1.    Se pinta de arriba abajo. Lo primero que se pinta es el techo, luego la zona alta de la pared y de ahí hasta el suelo.

2.    No se utiliza demasiada pintura. Las capas de pintura son finas, si son muy gruesas secan lento y salen burbujas.

3.    Tras cada capa tienes que dejar que seque completamente. Cuando ya esté finalizado el trabajo deja un día secar todo, no estés en esa estancia durante todo ese tiempo de secado. En caso contrario, se puede manchar y además también afectará a tus pulmones.



Publicado por
Publicado el