Musaka o moussaka griega

Musaka o moussaka griega

La moussaka o musaka es un plato de origen árabe cuya versión griega está internacionalizada desde hace siglos. Tiene un sabor intenso, es jugosa y nutricionalmente me parece muy completa ya que tiene carne, verduras, queso y poca harina. Si la preparas sin bechamel es aún más indicada para quienes cuiden su peso. Te deja satisfecho, es un placer para el paladar y nutricionalmente te aporta todo lo que necesitas.

 

Ingredientes para 4 personas:

2 berenjenas grandes o 3 si son pequeñas

1 cebolla grande

2 dientes de ajo

500 gr. de carne picada de cordero

250 gr. de queso feta

6 tomates

canela en polvo

sal

azúcar

perejil fresco

queso curado en polvo

vinagre y aceite de oliva

 

Para hacer la bechamel necesitarás (yo normalmente la hago sin bechamel, pero son muchos los que preparan la receta cubierta con esta salsa):

50 gr. harina de trigo

nuez moscada

sal

50 gr. mantequilla

1 litro de leche

 

Procedimiento:

  1. Parte las berenjenas a láminas de unos 70 mm de espesor. Ponlas en un escurridor con sal y un chorrito de vinagre. Déjalas sudar durante una hora.
  2. Fríe las berenjenas y a medida que vayas sacándolas del aceite las colocas en un plato con papel absorbente.
  3. Corta la cebolla a dados pequeños y fríela a fuego lento hasta que esté blandita y dorada. Mientras se va friendo, corta dos dientes de ajo a láminas y los añades al sofrito. Corta también dos ramitas de perejil fresco y con un cuchillo lo cortas bien fino. Agrega el perejil y una cucharada sopera de canela al sofrito.
  4. Ahora echa la carne picada a la sartén, mézclala con el resto de ingredientes y cocina durante cinco minutos.
  5. Corta los tomates a dados pequeños y añádelos, echa una pizca de sal y una pizca de azúcar. Cocina todo a fuego medio, sin tapar, para que vaya evaporándose el agua del tomate. En cinco minutos debería estar listo.
  6. Prepara la bechamel (para los que opten por hacerla): Pon a calentar la leche en un cazo. En otro cazo derrite la mantequilla a fuego lento, ve removiéndola. Añade la harina y removiendo frecuentemente deja que se vaya cocinando durante unos tres minutos. Agrega a la harina la leche caliente. No dejes de remover hasta que se hayan ido todos los grumos de la harina. Echa una pizca de sal y de una cucharadita de nuez moscada.
  7. Pon a calentar el horno a 200 grados. Unta una fuente para horno de aceite, y ve colocando una capa de berenjena, otra del preparado con la carne, y luego de bechamel (si no lo has querido hacer con bechamel pon trocitos de queso feta esparcidos). Otra capa de berenjena, de carne, y cúbrelo todo con bechamel o vuelve a esparcir trozos de feta por la superficie.
  8. Finalmente esparce el queso curado en polvo por la superficie y mételo en el horno. Deja que se gratine la bechamel y/o el queso y listo.

 

 



Publicado por
Publicado el

No hay comentarios!

Deja un comentario

Note: Los comentarios en esta pagina son del punto de vista de los autores, y no necesariamente los de los administradores de Comosehaceencasa.com. Se ruega no usar profanidades, adoptar conductas inapropiadas o hacer spam. Nos reservamos el derecho a eliminar comentarios sin aviso previo si incumplen estas condiciones.

*
*