Lo más difícil de limpiar en tu casa

Lo más difícil de limpiar en tu casa

Trucos de limpieza para lo más difícil de limpiar en tu casa

1. Limpiar la tabla de la carne
El jabón nunca ha limpiado correctamente las tablas para cortar, suelen quedan restos de comida entre las fibras de la madera. Lo óptimo para limpiar estos objetos es utilizar la mitad de un limón y un poquito de sal para fregar la tabla. Después ya se puede utilizar el jabón como de costumbre.

2. Limpiar las bandejas de aluminio para hornear
Un amante de la cocina sabe que los asadores son una de las cosas más complicadas de limpiar completamente después de haber estado en el horno. Salen con restos de comida pegados, especialmente si se han cocinado alimentos con mucha grasa. Ocurre también que se queman con el calor del horno, lo que hace difícil restaurar su brillo a medida que pasa el tiempo. Sin embargo todo esto se puede solucionar con un poco de bicarbonato de sodio. Frota la bandeja con bicarbonato ligeramente diluido en agua y deja la bandeja en remojo durante un par de horas. Después solo debes enjuaguarlo.

3. Limpiar el grifo de la ducha
Si el grifo de la ducha está obstruido, no caigas en el error de tratar de desenroscar su parte inferior (los agujeros) para limpiarla. Al hacer esto podrías romperlo o dejarlo mal fijado, dejando que el agua se escape por todos lados cuando te estés bañando. En lugar de eso coge una bolsa de plástico con un poco de vinagre blanco dentro y úsala para envolver el grifo con ella. Deja que repose durante una hora. Luego retira la bolsa y pásale un paño húmedo. Queda perfecta.

4. Limpiar los colchones de las camas
Prácticamente nadie limpia los colchones, aunque deberíamos, pues se llenan de ácaros y suciedad. La tarea puede parecer difícil, sin embargo, es mucho más fácil si utilizas una aspiradora para hacerlo. Después de retirar las migas y el polvo, echa un poco de bicarbonato de sodio por toda la superficie. Deja que repose durante un par de horas y luego aspira de nuevo.

5. Limpiar el rallador de queso
Los ralladores terminan hiriendo las manos o desgastando las esponjas con que limpiamos los platos. Para evitarlo puedes limpiar el rallador de forma rápida y sin ningún esfuerzo: ralla una patata. Esta hortaliza contiene ácido oxálico, que ayuda a sacar los residuos del rallador.

6. Limpiar la cafetera eléctrica
En el hueco donde pones el agua pon un poco de agua y un poco de vinagre. Al momento, enciende la máquina y espera. Cuando la limpieza haya finalizado, vacía la cafetera y repite de nuevo el procedimiento con agua limpia para eliminar los residuos de vinagre. Si aún le queda un olor fuerte, vuelve a hacerlo hasta que quede bien limpia.

7. Limpiar las ollas de hierro fundido
Para limpiar las ollas sólo frota sal y agua en su superficie, usa una toalla de papel para eliminar los residuos de comida. Cuando se seque aplica una ligera capa de aceite dentro de la olla antes de guardarla.

8. Limpiar la licuadora
Enjuaga el vaso de la licuadora con agua para eliminar el exceso de comida y después llénalo con agua caliente y un poco de detergente. Aprieta el botón de encendido dos o tres veces, o hasta que veas que queda limpio y ha sacado espuma.Sólo te queda enjuagarla para quitarle el jabón.

10. Limpiar los cepillos de dientes
Pon un poco de vinagre blanco en una taza limpia y coloca el cepillo de dientes dentro. Déjalo en remojo durante un par de horas. Luego enjuaga.

11. Limpiar la tostadora
Saca las migas del interior dándole golpes suaves por todos los lados, colócala al revés y sacude. Acuérdate de sacar la bandejita de abajo donde caen las migas, aunque no todas las tostadoras lo incorporan. Para limpiar por fuera, si el material es cromado, el crémor tártaro y una esponja para lavar platos serán tus aliados. Pásale un paño húmedo para enjuagar y listo.

12. Limpiar el horno
Haz una pasta de bicarbonato con agua, lo extiendes por todo el interior del horno y lo dejas reposar toda una noche para que actúe. También deberías utilizar un paño húmedo y la mezcla de bicarbonato para limpiar el exterior. Después le echas un poco de vinagre por dentro del horno y lo enjuagas con un paño húmedo. Para secarlo sólo tienes que encender el horno durante 10 minutos y a baja temperatura.

13. Limpiar los juguetes
Mete los juguetes de plástico duro en el lavavajillas y quedarán perfectos. Lo que sí tienes que vigilar es que no sean demasiado pequeños para que se caigan en la canastilla y se fundan.

14. Limpiar el microondas
Llena un recipiente con agua y echa un chorrito de vinagre dentro. Ponlo dentro del microondas y a máxima potencia durante dos minutos.

15. Limpiar las persianas
Sumerge un calcetín viejo en una mezcla de vinagre y agua y limpia con esto la persiana. Para que se sequen las persianas sólo tienes que secarlo con la pareja del calcetín viejo que está seco.

 

 



Publicado por
Publicado el