Llagas en los pies o ampollas. Cómo prevenirlas.

Llagas en los pies o ampollas. Cómo prevenirlas.

Una de las principales causas por las que no salen llagas en los pies -quedaría más fino decir ampollas pero muchos las llamamos llagas es absurdo ser tan políticamente correcto- es el uso de calzado nuevo. Especialmente porque a veces somos tan tontos que vamos a la tienda de chinos y compramos esos zapatos de malísima calidad sólo porque salen baratos. Lo cierto es que no sólo venden esos zapatos de plástico puro en la tienda de chinos, por desgracia se han extendido tanto que hasta en tiendas que tradicionalmente vendían zapatos de calidad, ahora venden zapatos que no valen para nada. Luego nos salen heridas por todo el pie y hay que salir a comprar tiritas, productos varios de farmacia, y vamos a buscar los zapatos buenos de piel a los que acabamos recurriendo siempre. ¡Qué buena compra hicimos!

Lo cierto es que la mejor forma de prevenir las llagas en los pies es comprar un buen calzado, uno elaborado con piel de calidad, que te gastas un poco más de dinero, no pasa nada, al menos tienes algo de calidad que te durará durante un tiempo. Si piensas en la salud de tus pies -y en tu salud general, porque que tus pies estén heridos afecta a tu manera de andar, a tu postura, a tu columna y al final a todo tu sistema óseo y muscular, por lo que no estamos hablando de ninguna tontería- es preferible que tengas uno o dos pares de zapatos buenos, que diez malos que no puedas ponerte nunca porque te duelen los pies con ellos.

Otra causa es que no te ajustas bien los zapatos. Mira bien que la hebilla esté bien colocada, que no te apreten mucho los laterales o la punta, quizás tengas que hacerle un agujero más a las tiras de las sandalias. ¿Es realmente tu talla?

Los calcetines deben ser también de tu talla y deben favorecer la transpiración, lo mejor es que sean de algodón.

Cuando te pones los calcetines debes cuidar que tus pies estén secos. Hidrátalos regularmente con crema o vaselina.

Si vas a hacer un trayecto largo a pie, usa calzado ya usado, no uses el que acabas de comprar en la zapatería. Están demasiado duros aún. Usa el nuevo solo a ratos, en trayectos cortos, hasta que se vaya amoldando a tus pies.

Si aún así te salieron llagas en los pies, no te rompas la ampolla y mantén la zona limpia. En caso contrario es muy probable que se infecte, y en ese caso la herida se complica. No olvides que es difícil curar cualquier herida en los pies por el hecho de que siempre están tapados, no se airean lo suficiente y están sometidos a fricciones de forma casi continua.

 

 



Publicado por
Publicado el