Limpiar la bañera

Limpiar la bañera

Tal vez tengas una segunda residencia que hace tiempo que no pisas y la bañera ha cogido un color amarillento indeseable, o quizás tienes un baño en el garaje que no usas y de repente descubres que está repleto de suciedad. Te pones a limpiar la bañera en cuanto llegas, pero entonces es el tinte de pelo de tu hija, que no sólo ha ensuciado ropa y toallas, sino que también ha dejado manchas oscuras sobre la bañera, por no hablar de aquellas cuyos maridos o hijos trabajan en la obra o son pintores y vienen cubiertos de yeso, pintura, barnices y otros mil productos que aparecen por cualquier rincón de tu casa.

¿Cómo limpiar la bañera a fondo entonces?

Te pones unos guantes, le pasas una mano de jabón a tu bañera, pero sólo puedes quitarle un poco de suciedad superficial. Te decides a echarle lejía pero, si bien se ha desinfectado, esa bañera parece haber perdido su brillo original para siempre. ¿Qué puedes hacer para limpiar la bañera a fondo?

Una solución eficaz es comprar un producto específico para la limpieza de hornos -quizás ya tengas uno en casa- y rociar la bañera bien con la espuma en cuestión. Déjalo reposar un cuarto de hora/veinte minutos y luego, con la ayuda de una bayeta, enjuagas bien toda la bañera. Verás que se ve como cuando la compraste.

Como los productos de baño llevan incorporado un perfume (tipo lavanda, limón, menta, etc.) y el producto para el horno es muy probable que no lo tenga, lo que puedes hacer para aromatizar la bañera es mezclar el producto con ambientador (queda perfecto el de olor a agua de rosas).

Licencia de la fotografía. Autor: Carlos Johnson.



Publicado por
Publicado el