Dietas para adelgazar rápido: Adelgaza de forma inteligente

Dietas para adelgazar rápido: Adelgaza de forma inteligente

Hombres y mujeres, y en especial éstas últimas, estamos tan condicionados a tener un físico acorde a los cánones de belleza, que somos capaces de hacer literalmente cualquier cosa por tal de perder peso. Seguro que conoces a personas que han estado ingresadas en clínicas por padecer anorexia, muchas otras con trastornos de ansiedad y bulimia, otras que alternaban períodos de ingestas abundantes con otros en los que prácticamente no comían nada o hacían dietas “milagro”.

Personalmente ya debes saber si te sientes identificada con alguno de estos casos. Y ¿Sabes qué? No te sientas mal si es así, porque no eres ni mucho menos la única. Tienes un problema, o varios, pero todos ellos tienen solución. Mi consejo es que empieces por hablar contigo misma y te plantees lo siguiente:

  • ¿Cúanto tiempo al día pienso en que tengo que bajar de peso?
  • ¿Cuánto tiempo sufro pensando que no me siento bien conmigo mismo?
  • ¿Pienso en ello diariamente o es sólo ocasional?
  • ¿Qué estoy dispuesta a hacer por tal de perder peso?
  • ¿Qué objetivo pretendo conseguir perdiendo peso?¿Ganar popularidad?¿Conquistar a un/a chico/a?¿Sentirme más aceptada?
  • ¿Es 100% seguro que conseguiré ese objetivo en caso de que baje de peso?¿No soy suficientemente valiosa por mi misma como para que mi valor social, romántico, erótico dependa esencialmente de mi físico?
  • ¿Qué otras cosas hay en mí valiosas?

Hay algo que tu obsesión por perder peso no te deja ver:

  1. No engordas por lo que comes, engordas por la cantidad que comes de ese alimento, sea el que sea.
  2. Engordas por enfermar tu cuerpo privándolo de alimentos que sí necesita.
  3. Engordas por ansiedad. Quizás no te des cuenta pero picas entre horas, no comes cuando tienes hambre, comes porque tu cerebro te pide que ingieras algo azucarado, graso, etc.

Y ahora te plantearás: Ok. Pero sigo sintiéndome mal con mi cuerpo. ¿Qué puedo hacer?

Puedes seguir buscando dietas para adelgazar rápido que te enfermarán en todos los sentidos, o puedes aplicar estas pautas:

Si apuestas por lo segundo, estos son los métodos probados, que te mantendrán sano el cuerpo y la mente y 100% efectivos, garantizado.

  1. Importantísimo: A partir de ahora vas a quererte más que nunca, como nunca nadie te ha querido. Y cuando te sientas mal te hablarás a ti misma y te calmarás y te dirás que eres preciosa en todas las formas imaginables. Llévate al cine, llévate a tomar un helado si te apetece, llévate a la peluquería o a la playa.
  2. Vas a quererte tanto que vas a respetarte a ti misma, y también vas a ser consecuente con tus propias decisiones. ¿Quieres perder unos quilitos? Pues vas a respetar las pautas que relataré a continuación.
  3. Comerás 5 veces al día, dejando una pausa de 3 horas entre cada ingesta. Obligado.
  4. Comerás raciones moderadas: Por ejemplo, un sandwich de jamón dulce y queso partido con una sola rebanada de pan bimbo partida por la mitad y medio vaso de leche de avena/soja, eso podría ser un desayuno o una merienda. Para comer o para la cena un solo plato y sin rebosar.
  5. No mirarás las calorías. Es lo más esencial de todo.
  6. No te pesarás. Observarás tu evolución según la ropa. Se acabaron las obsesiones.
  7. Adiós a azúcares y preparados con harina: Se acabó la pasta, la bechamel, el chocolate, la bollería y todo aquello que contenga azúcar. No te aporta nada y es lo que te engorda.
  8. No a la leche. Produce indigestión y es preferible que tomes otros derivados como yogurt o queso para obtener el calcio.
  9. No se toma fruta después de la comida. Si comes fruta, sólo puedes comer fruta en esa ingesta.
  10. Sé constante con estas normas: lo peor que puedes hacer es ir cambiando de dieta cada dos semanas o dos meses porque no te funciona. Una dieta que funciona es en sí un cambio de hábitos duradero. Los primeros dos meses lo normal es que incluso cojas un kilo o dos de más, y acéptalo porque es muy probable que suceda, a partir de ahí tu cuerpo se acostumbra al cambio de alimentación e irás perdiendo peso.
  11. Sigue estas pautas y olvídate ya de tu peso y de la comida. Si la obsesión se reduce, tu ansiedad también. Comerás menos, estarás más sana y verás cómo los resultados irán viéndose poco a poco.

NOTA: Yo también creía que mi tendencia a engordar era irremediable y me pasaría la vida subiendo y bajando de peso. Con esta pauta llevo años delgada, sin obsesiones y sin problemas de alimentación.

 

 

Ilustración de O.Nino



Publicado por
Publicado el

No hay comentarios!

Deja un comentario

Note: Los comentarios en esta pagina son del punto de vista de los autores, y no necesariamente los de los administradores de Comosehaceencasa.com. Se ruega no usar profanidades, adoptar conductas inapropiadas o hacer spam. Nos reservamos el derecho a eliminar comentarios sin aviso previo si incumplen estas condiciones.

*
*