Ahorrar en aire acondicionado

Ahorrar en aire acondicionado

En verano no paramos de sudar y además, ahorrar en el aire acondicionado de casa era uno de los objetivos que nos propusimos para este año. Parece imposible ¿verdad? Veamos cómo ahorrar energía en nuestra casa y aliviar el susto que nos dará la factura de la luz cuando llegue a nuestro buzón o a nuestro correo electrónico.

Consejos para ahorrar en aire acondicionado:

1. Asesórate antes de comprar un equipo de aire acondicionado.

Compara en distintas empresas y asegúrate de que el consumo eléctrico que te dicen que tiene el aparato que vas a comprar es realmente el que te venden.

2. La temperatura debe estar a 26ºC.

Suena alto, pero te sentirás aliviada del calor y será suficiente para estar en un ambiente confortable.

3. Cuando vayas a encender el aire, no ajustes el termostato a una temperatura más baja de lo común.

Creemos que si hacemos bajar la temperatura en el termostato, el aire acondicionado funcionará mejor y se enfriará la casa con mayor celeridad, pero no va a servir de nada.

El termostato sólo se mueve entre unos parámetros: el aire se enciende y al llegar a la temperatura programada se apaga. Por consiguiente, aunque programemos el termostato a menos de 26ºC, el aire se enfriará con la misma velocidad y es muy probable que luego no lo reajustemos, por lo que acabaremos consumiendo más electricidad.

4. Bajemos toldos, persianas y cortinas.

Dale un efecto cueva a tu casa, evita que entre el sol y el calor bajando toldos, persianas y cortinas. ¿Qué te crees que hacían tus padres y abuelos antes de tener instalado el aire?

5. Ventilemos la casa cada mañana y cada noche.

Es el método de toda la vida que ya usaba tu abuela para refrescar la casa. Ella ya usaba las corrientes de aire fresco de la mañana y, también las de la noche, para reducir la temperatura de la casa.  Abre ventanas y/o puertas que hayan en los extremos de tu casa.

6. Un ventilador como se ha hecho toda la vida.

Con un sencillo ventilador ya se tiene sensación de frescor. Como consejo, los ventiladores de techo son los mejores para refrescar zonas amplias de la casa.

7. Emplaza adecuadamente los aparatos de refrigeración.

Antes de colocar tu aparato de aire o tu ventilador, estudia bien donde los vas a colocar. Las máquinas de aire acondicionado deben estar protegidas del sol. Si las colocas en el tejado o en el balcón, protégelas con una funda.

8. Pinta de blanco la fachada.

El blanco refleja los rayos del sol y por consiguiente las paredes se calientan menos.

9. Aísla bien tu casa

No permitas que entre el aire de la calle por ningún sitio. Pon ventanas de doble acristalamiento para que se conserve mejor el calor, y también el frío.

 

 



Publicado por
Publicado el